El Dr. Alberto Hernández, especialista de la Unidad de Columna Vertebral del Centro Médico Sendagrup de Donostia – San Sebastián, se hace eco de un estudio realizado en Suiza y publicado en la revista «Spine» donde analizan la influencia que sobre los resultados de la Cirugía de Estenosis del Canal Lumbar puede tener un tratamiento previo consistente en la Infiltración Epidural de Corticoides.


La Estenosis de Canal supone la compresión progresiva de las raíces nerviosas y el saco que las contiene en el interior de la columna lumbar debido a un proceso degenerativo o artrósico. La compresión de las raíces nerviosas y del saco dural puede generar síntomas como el dolor en el territorio de la raiz nerviosa (ciática) o claudicación neurógena de la marcha (necesidad de pararse cada poco tiempo cuando se camina).

 

El motivo del estudio suizo es aportar un poco de luz sobre la controversia de si el uso de infiltraciones epidurales de corticoides pudiera disminuir la efectividad de una cirugía posterior de la Estenosis del Canal Lumbar, como algunos autores han señalado. En el estudio publicado en la revista ‘Spine’ en el mes de Agosto de 2015 con el título «The Effect of Epidural Steroid Injection on Postoperative Outcome in Patients from the Lumbar Spinal Stenosis Outcome Study«, Fekete y col han hecho un seguimiento de 281 pacientes que han sido sometidos a cirugía de Estenosis Lumbar y han comparado los resultados de la cirugía entre aquellos a los que previamente se les había realizado una o varias infiltraciones epidurales de corticoide y aquellos otros pacientes que no habían tenido este tipo de tratamiento previo a la cirugía.

 

Los autores concluyen que no hay evidencias de que el antecedente de infiltraciones epidurales de corticoide condicione negativamente una cirugía de estenosis lumbar, en términos de resultado para el paciente.

 

Según el Dr. Alberto Hernández en el comentario que al respecto realiza en su página personal (columnadonostia.com), los resultados de este estudio contribuyen a soportar la actual práctica clínica, en la que se tiende a realizar un tratamiento escalonado y que en muy pocas ocasiones justifica empezar el tratamiento de una estenosis de canal lumbar con una indicación de operación. Las infiltraciones epidurales de corticoide no curan la lesión, pero en muchas ocasiones permite disminuir los síntomas de forma que desaparezcan o sean más soportables, demorar la cirugía o incluso no llegar a realizarla porque el paciente encuentra el confort suficiente como para evitar someterse a una cirugía mayor.

 

 

 

Puedes seguir esta y otras noticias a través de nuestra cuenta en Twitter

 

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies