La Hipoacusia o Pérdida de Audición puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, pero cuando se produce en niños puede tener consecuencias muy importantes sobre el lenguaje y afectar al aprendizaje y al desarrollo psicológico y comportamiento del niño. La Dra. Idoia Palicio, especialista en Otorrinolaringología Infantil en Sendagrup, nos habla de la Hipoacusia Infantil, sus Causas, Diagnóstico y Tratamiento.

Hipoacusia Infantil

Hipoacusia Infantil por la Dra Palicio del Centro Médico Sendagrup de Donostia - San SebastiánLa hipoacusia o pérdida de audición, puede ocurrir en cualquier etapa de la vida, sin embargo cuando ocurre en los niños, sobre todo en la etapa prelocutiva, antes de comenzar a hablar, los efectos son más negativos. La hipoacusia infantil puede tener como consecuencia un retraso en la adquisición correcta del lenguaje, y en casos más severos incluso afectar al desarrollo psicológico y al comportamiento del niño. Por esta razón, en los niños es imprescindible diagnosticarla y tratarla de la manera más precoz posible. Hoy en día, se realiza una prueba de cribado en el momento del nacimiento, pudiendo identificar de esta manera casi todas las hipoacusias congénitas o presentes en el nacimiento.

En los niños pequeños, la hipoacusia es una patología frecuente. Se clasifica en 2 grandes grupos:

Hipoacusia de transmisión

La Hipoacusia de Transmisión cursa con integridad del oído interno.

La pérdida de audición más frecuente en los niños. Puede ser debida a una otitis serosa, a una otitis media aguda, a las consecuencias de otitis previas (otitis adhesiva, perforación timpánica, etc.) o a malformaciones en la cadena de huesecillos del oído medio.

Hipoacusia de percepción

La Hipoacusia de Percepción cursa con afectación neurosensorial, es decir, hay una afectación de la cóclea, del nervio auditivo o de las vías auditivas hasta la corteza cerebral.

Son más infrecuentes, y pueden estar presentes en el nacimiento (congénitas) debidas a enfermedades hereditarias, problemas o infecciones durante el desarrollo en el embarazo, sufrimiento durante el parto, ictericia grave o prematuridad. También pueden aparecer durante el desarrollo del niño de forma progresiva o incluso brusca debidas a enfermedades hereditarias o de causa infecciosa como laberintitis, meningitis o encefalitis.

Según el nivel de pérdida auditiva se clasificará en:

Hipoacusia leve ( de 20 a 40 dB): el niño oirá y comprenderá, aunque se fatigará con más facilidad y puede presentar confusiones por falta de comprensión.

Hipoacusia moderada (de 40 a 70 dB): el niño presentará problemas de lenguaje y de articulación y pronunciación.

Hipoacusia severa (de 70 a 90 dB): el niño necesitará intensidades fuertes para poder oír, pero tendrá problemas importantes para la comprensión, por lo que presentará dificultades para desarrollar el lenguaje espontáneo.

Hipoacusia profunda (mayor de 90 dB): el niño no tendrá capacidad para percibir la voz, por lo que no desarrollará un lenguaje espontáneo.

Diagnóstico

Impedanciometria: mediante esta prueba medimos la complianza del tímpano.

Reflejo estapedial: registra la contracción del músculo del estribo en respuesta a un estímulo sonoro.

Audiometria: es una prueba mediante la cual medimos el umbral de audición de manera subjetiva. En los niños pequeños, de menos de 6-7 años, es difícil realizar una audiometria estándar. Por lo que se emplea la Audiometria conductual por juego, los reflejos de orientación condicionados y en los niños más pequeños test con juguetes sonoros y la observación de la reacción ante diferentes ruidos.

Otoemisiones acústicas: test de despistaje de hipoacusia, que se puede realizar desde el nacimiento.

Potenciales evocados auditivos: es un registro de la respuesta auditiva, que permite detectar la integridad del oído interno y las vías auditivas, a alquiler edad, desde el nacimiento.

Causas y tratamientos

 

Hipoacusia hereditaria

Hipoacusia Infantil por la Dra Palicio del Centro Médico Sendagrup de Donostia - San SebastiánEn los recién nacidos, se detecta una hipoacusia en el momento del nacimiento mediante las pruebas de cribado, en aproximadamente 1/1000 niños nacidos sin antecedentes familiares de hipoacusia y en 15/1000 niños nacidos en familias con antecedentes familiares de hipoacusia. Generalmente estas hipoacusias hereditarias se deben a mutaciones de un único gen que se heredan de manera autosómica recesiva, esto quiere decir, que la enfermedad puede saltarse generaciones, no estando presente la enfermedad en los padres, pero siendo estos portadores de la misma. Pueden estar acompañadas de otras malformaciones, hipoacusia sindrómicas, o ser la única enfermedad presente en el niño, hipoacusia no sindrómicas. La mayoría son hipoacusias neurosensoriales, cuyo tratamiento principal, dependiendo del grado de hipoacusia, es la adaptación de prótesis auditivas o incluso la colocación de un implante coclear, para conseguir un nivel de audición que permita al niño el correcto desarrollo del lenguaje.

Otitis media serosa

Es la primera causa de hipoacusia de transmisión en el niño, debida a la ocupación del oído medio por secreciones seromucosas. El tratamiento puede ser médico o en casos más severos quirúrgicos, mediante miringotomía y colocación de drenajes transtimpánicos. Puede estar causada por una mala ventilación de los oídos debido a una hipertrofia adenoidea, y que precise un tratamiento quirúrgico de adenoidectomia.

Otitis media aguda

Una infección del oído medio, que puede acompañarse o no de supuración a través de la membrana timpánica y provocará una hipoacusia de transmisión. El tratamiento principal será médico, pudiendo precisar de tratamiento antibiótico.

Perforación timpánica

Como consecuencia de otitis previas o de un traumatismo, puede perforarse la membrana timpánica de forma definitiva, es decir, que no cicatrice por sí sola. Esta perforación puede provocar una hipoacusia de transmisión, además de incrementar el riesgo de padecer otitis repetidas. El tratamiento será quirúrgico, mediante una miringoplastia, se colocará un injerto para cerrar la perforación.

Malformaciones del oído medio

Una malformación en la estructura o funcionamiento de la cadena de huesecillos del oído medio provocará una hipoacusia de transmisión, que puede precisar un tratamiento quirúrgico para conseguir un nivel auditivo adecuado. En ocasiones, incluso a pesar del tratamiento quirúrgico, puede no conseguirse un nivel auditivo suficiente y precisar un apoyo mediante prótesis auditivas.

Acceso a la Sección de Otorrinolaringología Infantil de Sendagrup

  1. Estoy sorprendido de encontrar esta web. Quería daros las gracias por publicar esta genialidad. Sin duda he saboreado cada pedacito de ella. Os te tengo en la lista para ver más cosas nuevas de este sitio .

Write a comment:

Cancelar respuesta

*

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR