El el Dr. Eduardo Escobar de la Unidad de Artroscopia de Sendagrup y miembro de la Asociación Española de Artroscopia nos explica de una forma eminentemente visual y con una cierta profundidad la Técnica de la Meniscectomía por Artroscopia. Se trata de un contenido exclusivamente divulgativo dirigido a aquellas personas que vayan a someterse a este tratamiento o simplemente muestren curiosidad por esta técnica artroscópica y no tengan conocimientos médicos (por tanto no irá dirigida a personal sanitario, sino que será un relato mucho más sencillo) entiendan o conozcan el procedimiento quirúrgico. En aras de la sencillez, se han establecido diferentes pasos, aunque la ejecución es lógicamente un todo continuo.

 

La anestesia puede ser general o regional (raquianestesia, epidural); la elección del tipo de anestesia depende de los hábitos del cirujano artroscópico y de su equipo.

 

El paciente está tumbado en la mesa de quirófano en decúbito supino (boca arriba).

 

La pierna a operar se sujeta a la altura del muslo con una mordaza metálica anclada en la mesa de quirófano.

 

Por debajo de la mordaza hemos colocado un manguito de presión parecido a los utilizados para tomar la tensión arterial para que impida la entrada de sangre en la pierna. Previamente la hemos exprimido con una venda de goma desde el pie hasta el muslo. Esto nos permite trabajar en “isquemia”: con ausencia de sangre.

 

tecnica_artroscopia_meniscectomia_0-1024x472

 

Como en todas las operaciones, se observan rigurosas normas de asepsia que protejan al paciente de la infección. El cirujano y todo el equipo quirúrgico se lavan las manos y antebrazos sistemáticamente con un cepillo enjabonado, impregnado de una solución antiséptica y se visten con bata y guantes estériles. Nada debe tocar toda la cubierta de paños también estériles que envuelven el entorno quirúrgico, el paciente, la mesa de quirófano, la mesa de instrumental, etc. Basta que alguien despistado se acerque y toque una esquina de este ambiente estéril para que haya que repetir todo el ritual y volver a colocar paños nuevos.

tecnica_artroscopia_meniscectomia_3-225x300

 

Aunque el muslo queda sujeto a la mesa como hemos descrito, la pierna queda colgando. El cirujano puede forzar la apertura lateral de la rodilla colocándose la pierna del paciente en su propia cadera o pierna. Al empujar hacia fuera o hacia adentro podemos abrir el compartimento interno o externo respectivamente.

 

Habitualmente se practican dos pequeñas incisiones que dan lugar a sendos portales por donde introducir la óptica o el instrumental. Si es necesario se pueden utilizar portales accesorios para encontrar la dirección que permita técnicas algo más complejas que la meniscectomía.

tecnica_artroscopia_meniscectomia_5-225x300

 

Con la óptica introducida en el portal externo ya tenemos imágenes del interior de la rodilla que se transmiten a un monitor de TV. El cirujano opera mirando a la pantalla y no a sus manos.

 

Bajo visión directa puede introducir una aguja en el portal interno para marcar el punto exacto por el que interesa introducir el bisturí para abrir un segundo portal para el instrumental. Después puede cambiar de portales pasando la óptica al portal interno y el instrumental al externo.

tecnica_artroscopia_meniscectomia_8

 

Con un ganchito palpador puede “tocar” todas las estructuras visibles: meniscos, cartílagos, ligamentos…

 

Disponemos de un instrumental variado para realizar los diferentes actos quirúrgicos: tijeras de muy pequeño tamaño que se abren dentro de la rodilla en el extremo de una pinza que manejamos desde fuera, terminales de radiofrecuencia, fresitas que además de pulir aspiran, etc.

 

Los gestos se repiten de forma muy rutinaria. Se exploran los cuatro compartimentos en un orden determinado: interno, externo, fémoro-patelar e intercondíleo. Se palpa el menisco y se comprueba la naturaleza de la rotura para calcular la superficie que es necesario recortar… y se recorta. Utilizamos la tijerita descrita y diversas pinzas cortantes que recuerdan la boca de un pez que muerde el borde del menisco roto.

tecnica_artroscopia_meniscectomia_12-225x300

 

El resto meniscal se iguala con una fresita rotadora acoplada a un motor de forma alargada que manejamos desde fuera o utilizando un sistema de calor que cauterice el borde recortado como la radiofrecuencia, que en muchos quirófanos ha venido a sustituir al laser.

 

tecnica_artroscopia_meniscectomia_16-300x225

 

Con el menisco saneado aunque más o menos recortado, podemos dar por concluida la intervención salvo que haya que resolver alguna otra lesión que hayamos podido encontrar en la exploración bajo visión directa.

 

Se suturan las heridas con un punto o una grapa, se colocan apósitos que las protejan y se puede aplicar un vendaje compresivo al menos para las primeras horas tras la intervención. A criterio del cirujano se puede colocar un drenaje que evite la acumulación del sangrado cuando retiremos la isquemia y que se retira un poco antes de extender el alta hospitalaria, normalmente en el curso del mismo día de la intervención.

 

 

Esta entrada del Blog titulada «Tratamiento de la Rotura del Menisco: Cómo se Opera un Menisco?» ha sido realizada por el Dr. Eduardo Escobar, miembro de la Unidad de Artroscopia del Centro Médico Sendagrup y miembro de la Asociación Española de Artroscopia.

 

También te pueden interesar las entradas relacionadas de este Blog «Qué es la Artroscopia?«, «Cuándo se debe Operar un Menisco» y «Tratamiento de la Rotura del Menisco: Cómo se Opera un Menisco?»

 

 

 

Puedes seguir esta y otras noticias a través de nuestra cuenta en Twitter

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies