La osteomielitis es la infección del hueso o la médula ósea producido por un agente infeccioso. Lo más frecuente es que estas infecciones ósea sean causadas por bacterias, principalmente el estafilococo, que es con mucho el germen más frecuente responsable de la osteomielitis, pero cualquier germen puede causarlo, incluido otras bacterias e incluso hongos.

 

¿Es difícil de curar?

Las infecciones en los huesos son más difíciles de curar que las infecciones en otras partes del cuerpo. Salvo en las osteomielitis de los niños pequeños, los antibióticos por si solos no son suficientes para curar la infección en el hueso, y se requiere tratamiento quirúrgico en la mayoría de los casos. Además de la cirugía, el tratamiento antibiótico específico debe administrarse de forma prolongada.

 

¿Cómo se produce?

Osteomielitis, Infección ósea secundaria a una fractura abierta reducida mediante osteosíntesisEl germen responsable de causar la osteomielitis puede llegar al hueso por diferentes vías. En los niños, especialmente en lactantes y niños pequeños, el germen llega al hueso a través del torrente sanguíneo. Es lo que se conoce como vía hematógena. Una infección en cualquier parte del cuerpo puede, a través del torrente sanguíneo, infectar un hueso. Lo más frecuente es que se infecten los huesos largos como tibia y fémur alrededor de las articulaciones, debido a la particular disposición anatómica de los vasos sanguíneos en los huesos en los niños de estas edades.

 

En los adultos, la vía hematógena es mucho más rara, viéndose casi exclusivamente en pacientes inmunodeprimidos. Lo habitual es que el germen llegue al hueso a través de una inoculación directa del mismo. Esta inoculación directa se puede producir tras cualquier cirugía ósea o tras fracturas abiertas (fracturas de un hueso asociado a una herida por la que se expone el hueso).

 

Una vez que el hueso ha sido infectado, se produce una reproducción rápida del germen causal en el interior del hueso. Este hueso responde a la infección de dos formas distintas, dependiendo de la virulencia del germen.

 

Cuando la infección es producida por gérmenes más agresivos, como es el caso del estafilococo aureus, el hueso no le da tiempo a reaccionar y se producen lesiones líticas en el hueso (es decir, se va perdiendo hueso por destrucción ósea por la infección) y se suele producir una reacción inflamatoria local importante, con aumento del calor, enrojecimiento y dolor, y formación de abscesos con pus tanto en el hueso (lesiones líticas), como en los tejidos blandos circundantes. Es lo que se conoce como osteomielitis aguda.

 

En el caso de los gérmenes de baja virulencia, es posible que al hueso le dé tiempo a reaccionar para defenderse de la infección. Esto lo hace intentando aislar los gérmenes invasores y a las zonas de necrosis o muerte de tejido óseo que se produce durante la infección, mediante la formación de más hueso alrededor de la infección. Es decir, da lugar a osteomielitis esclerosas por el aumento de producción del hueso para tratar de aislar la infección. A pesar de ello, lo habitual es que no sea suficiente para curarla, lo que da lugar a una cronificación de la infección. Es lo que se conoce como osteomielitis crónica, infecciones de los huesos de muy larga evolución, en ocasiones muchos años, que cursan habitualmente con poco dolor, pero en las que es frecuente la presencia de fistulas, con salida de material purulento por la piel. Estas infecciones crónicas pueden en ocasiones reagudizarse con aumento del dolor, supuración, aumento de la temperatura local, etc.

 

También puede interesarte la entrada del Blog de Sendagrup: » Tratamiento de la Osteomielitis o Infección Ósea »

El Dr. Gaspar De la Herrán, miembro de Sendagrup y Jefe de Sección de la Unidad de Fracturas en el Servicio de traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Universitario Donostia, es el autor de este contenido divulgativo

 

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR