Dr. Javier De la Fuente

Sendagrup. Medicos Asociados

La tendinopatía calcificante del manguito rotador en el hombro es un proceso muy frecuente, que afecta aproximadamente al 4-10% de la población. Se produce por el depósito de cristales de hidroxiapatita cálcica en los tendones del hombro. A pesar de que en algunos casos el proceso está asociado a determinadas enfermedades, la gran mayoría de los casos son inespecíficos y sin causa conocida.

lavado_calcificacion1

Se asocia a una alteración estructural del tendón en forma de metaplasia fibrocartilaginosa con tendencia a calcificar, probablemente en relación a una falta de oxigenación en el tendón. Las calcificaciones en el manguito rotador no se asocian generalmente con rupturas de los tendones del manguito y hasta un 50% de los casos pueden ser bilaterales.

El proceso suele cursar con dolor que puede ser agudo o crónico, que se asocia sobre todo al típo de calcificación y especialmente cuando la calcificación se rompe en la superficie del tendón, saliendo material cálcico a la bursa circundante. En este caso se produce generalmente un dolor muy intenso y limitante en el hombro.

El tratamiento de las calcificaciones de hombro se realiza sólo cuando son dolorosas, existiendo varias posibilidades: la punción de las mismas, ondas de choque extracorpóreas (ESWT) y la cirugía artroscópica.

La técnica de punción de las calcificaciones es antigua y conocida desde hace años, cuando Adebajo concluyó que la punción ciega era superior al tratamiento con antiinflamatorios orales. Confort y Arapiles en 1978 ya habían descrito que la punción bajo control de Rayos X era superior a la punción ciega. En los últimos años del siglo XX comienzan a publicarse artículos que indican que la punción aspirativa ecoguiada consigue resultados superiores a la punción realizada por radioescopia (Farin y Jaroma 1995, Giacomoni 1999, Aina 2001,…).

 

 

Indicaciones de la ecografía en el diagnóstico de las calcificaciones de hombro

 

La ecografía es una técnica que permite identificar la concreta localización de la calcificación en el hombro, a la vez que define su forma. Además permite comprobar en el estudio dinámico si la calcificación produce engrosamiento del tendón y con ello una ocupación de espacio en el movimiento de los tendones bajo el acromion.

 

 

eco_musculo_esqueletica_hombro11
Tiene la ventaja sobre la radiología de que la radiología no puede concretar la localización de la calcificación, no puede determinar con precisión si la calcificación afecta al tendón del Supraespinoso, al Infraespinoso, al Subescapular,… mientras que la Ecografía sí que localiza con precisión la calcificación.

 

Las calcificaciones en el hombro se pueden clasificar ecográficamente según su forma (sólidas, pastosas, únicas, multiples, fragmentadas…), según su tamaño (grandes o pequeñas), y según su localización (supraespinoso -80%-, infraespinoso -15%-, subescapular -5%-, bursales…).

 

En definitiva, el uso de la Ecografía en el diagnóstico de calcificaciones de hombro adquiere relevancia por diferentes razones, entre las que cabe destacar que es una técnica de fácil acceso, que no tiene prácticamente contraindicaciones, que aporta precisión y concreción en la localización de las calcificaciones  y que sobre todo permite la posibilidad de realizar estudios dinámicos.

 

 

Técnica de la punción y lavado ecoguiado de las calcificaciones en el manguito rotador de hombro

 

La técnica del lavado ecoguiado de las calcificaciones de hombro consiste en la colocación de una aguja bajo anestesia local en el centro de la calcificación, de tal forma que mediante la inyección a presión de suero salino o anestésico se rompa la calcificación y se vacíe el material cálcico a la jeringa utilizada para el lavado. Esta técnica es realizada por el Dr. Javier De la Fuente de la Unidad de Ecografía Músculo-Esquelética del Centro Médico Sendagrup de Donosti – San Sebastián

 

Los pasos concretos de la técnica son los siguientes:

 

1) Localización de la calcificación bajo control ecográfico, desinfección de la piel e inyección de anestésico local con una aguja fina desde la piel hasta la bursa subacromial.

2) Colocación de una aguja de mayor calibre en el centro de la calcificación e inyección de suero o anestésico a presión hasta que se rompa, vaciándose gran parte del material cálcico a la jeringa. En el caso de salida de gran cantidad de material cálcico, es preciso en ocasiones cambiar de jeringa para continuar el lavado y vaciar la mayor parte del contenido cálcico de la calcificación.

3) Una vez finalizado el lavado, se realiza la infiltración ecoguiada de un antiinflamatorio en la bursa, porque es frecuente que una vez finalizado el procedimiento, prosiga el vaciamiento de material cálcico a la bursa a través de la fístula creada por la aguja, lo que puede producir una bursitis irritativa muy dolorosa.

lavado_ecoguiado

 

 

Consideraciones para la realización de la técnica en las calcificaciones de hombro

 

• Sólo deben ser tratadas calcificaciones dolorosas, teniendo en cuenta que la mayor parte de las calcificaciones en el hombro son asintomáticas.

 

• Los mejores resultados se consiguen en calcificaciones grandes, > 6 mm, mientras que en pequeñas y múltiples los resultados son peores.

 

• El tratamiento debe intentar romper la calcificación, porque, aunque no se consiga un vaciado completo de la calcificación, la fístula que se realiza con la aguja permite muchas veces su resorción posterior.

 

• Es un procedimiento sencillo, aunque requiere máxima precisión.

 

• Las mejores calcificaciones para realizar el procedimiento son las pastosas (“blandas”), incluyendo las bursales.

 

• En el caso de que se asocie este tratamiento con ondas de choque es recomendable realizarlo antes que las ondas, dado que el fraccionamiento de la calcificación por las ondas, empeora los resultados de su posible aspiración.

 

 

Resultados del procedimiento

La ruptura y fragmentación de las calcificaciones depende en gran medida de la estructura de la misma. Se consigue romper la calcificación en aproximadamente 2/3 de los casos seleccionados. En algunos casos no se consigue un vaciamiento de la calcificación dada su consistencia, en cuyo caso y siempre que la clínica persista, puede estar indicado su vaciamiento bajo control artroscópico.
Después del procedimiento puede aumentar el dolor en las siguientes 48 horas por el vaciamiento del resto de la calcificación a la bursa a través del orificio creado por la aguja. Es por ello recomendable durante los 2 días siguientes al procedimiento, un tratamiento antiinflamatorio y analgésico. Para disminuir este dolor generalmente se realiza al final del procedimiento, la inyección de un antiinflamatorio esteroideo en la bursa subacromial.
Es frecuente una reagudización del dolor entre el 1 y 2 mes después del tratamiento que puede requerir nueva infiltración en la bursa.

lavado_ecoguiado_2

 

 

Complicaciones y efectos adversos

Las complicaciones de esta técnica son escasas, aunque no descartables. El control ecoguiado de la posición de la aguja hace que la posibilidad de lesión vascular o nerviosa sea mínima. Se pueden presentar cuadros vagales ligeros durante el procedimiento hasta en un 10% de los pacientes.

El mayor porcentaje de efectos adversos consiste en la imposibilidad de romper la calcificación, generalmente por su tamaño o si son calcificaciones muy sólidas y estructuradas, que incluso pueden taponar la propia aguja. Se han descrito también otras complicaciones como la rotura de la aguja o infecciones, aunque son muy infrecuentes.

Están también descritas recaídas de la clínica entre los 3 y 4 meses posteriores al lavado en un 30% de los pacientes.

 

 

Quieres ver un vídeo en el que se explica y comprueba esta técnica de Lavado Ecoguiado de la Tendinitis Calcificada de Hombro? Pincha en este «Enlace«.

 

 

Acceso a la Unidad de Ecografía Músculo-Esquelética en Sendagrup

 

 

 

  1. 14 mayo, 2016

    Hola, me hicieron esa técnica para sacarme una calcificación de 1,4cm en el hombro. Antes de la intervención tenia Fuertes dolores pero movilidad total del hombro. El día después de la intervención no podia subir el brazo más de 10cm de la vertical. Llevo un mes y solo llego con mucho dolor y esfuerzo a poner el brazo en paralelo al suelo. Me han hecho resonancia y no ven nada roto ni lo que puede haber pasado. La calcificación ha desaparecido. Estoy muchíssimo peor ahora que antes. Que puede haber pasado? Les puedo enviar resonancia y radiografias del antes y el después. Grácias, de antemano, estoy desesperado.

    • 6 mayo, 2018

      Hola Jordi !!! Me está pasando exactamente lo mismo q a ti y me gustaría contrastar contigo como fue tu evolución posterior.
      Saludos.

  2. 26 febrero, 2017

    Hola,
    Hace cuatro días me han aplicado este procedimiento para eliminar pequeñas calcificaciones en el tendón de la fascia lata.
    Aparentemente, según se veía en la ecografía, se consiguió eliminar todas ellas.
    La mejora en mi estado es evidente pero todavía me queda molestia si intento correr (práctico running).
    Mi pregunta es si es normal que pueda haber que dejar pasar algún día más para la desaparición completa de las molestias o si éstan se dan, posiblemente, porque no se han eliminado todas.
    Muchas gracias.

    • Buenas tardes.
      El procedimiento está más pensado para calcificaciones de hombro que son más pastosas, que calcificaciones heterotópicas en otras localizaciones. La desaparición de las calcificaciones depende mucho de su consistencia, de hecho las que se eliminan prácticamente en su totalidad son aquellas que son más pastosas o liquidas, que se dan más en el hombro. En otras localizaciones suelen ser más osificaciones, y por tanto más duras, que son difíciles de que se eliminen en su totalidad. Generalmente el tratamiento es perforarlas de forma ecoguiada para conseguir su fragmentación.
      Un saludo
      Javier de la Fuente

  3. 11 octubre, 2018

    En mes de julio me hacen 1 punción de hombro derecho., notando muchísima mejoría, en cuanto al dolor y movilidad.
    En mes de agosto me hacen 1 revisión donde en ecografía aún se ve la calificación.
    A partir de ahí comienzo a sentir de nuevo el dolor, cada vez más fuerte llegando a tener el brazo totalmente inútil. Tras pasar por urgencias y médico de cabecera me inyectan diclofenaco y pastillas para dormir ya que el dolor ni dormir me dejaba, aun así no me calma, y tomo enantyum plus…. Y se va moderando algo el dolor.
    El 4 de octubre voy a nueva revisión donde sorpresa, la calificación a desaparecido. Ni en radiodrFia ni en eco grafía se ve nada, deciden hacerme una nueva punción por si hubiera algún resto.
    Dicha punción me la hicieron hoy, el doctor me a explicado que es totalmente normal lo q me sucede ya que la calcificacion era grande y el tendón se tiene que regenerar el tejido afectado y eso lleva tiempo. Con lo cual me e quedado más trankila.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies